Performance y ritual. Las “ofrendas nuevas” en Teloloapan, Guerrero

Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background

Anne W. Johnson*
En Diario de Campo, números 6-7, enero-abril 2015

Como es costumbre en todo México, en Teloloapan se celebra el Día de Muertos con mucho lujo. Sin embargo, el festejo que se lleva a cabo en este poblado de la región norte de Guerrero se distingue de conmemoraciones similares gracias a un conjunto de características muy particulares. En Teloloapan se enfatizan las “ofrendas nuevas” hechas para conmemorar a las personas recientemente fallecidas, mediante la construcción de un escenario amplio y tupido. Las ofrendas nuevas, muchas veces elaboradas por ofrenderos profesionales, incorporan a santos y vírgenes de tamaño natural, fotografías, plantas, “llorones”, pasto, maquetas, “sonetos”, manualidades, objetos en miniatura y una serie de elementos teatrales y multimediáticos, además de velas, flores, pan y otros alimentos típicos de las ofrendas mexicanas.

Esta celebración, que mezcla lo tradicional con lo moderno, es una manera de marcar y manejar la pérdida, de participar en una práctica considerada como parte de la identidad teloloapense, y de exhibir públicamente la inversión económica y emocional que implica la construcción de la ofrenda nueva. En la ofrenda se emplean objetos que evocan recuerdos tanto entre los productores como entre los consumidores de la ofrenda para armar ensamblajes que convierten la trayectoria de vida de un individuo en una especie de exhibición teatral, la cual será consumida por un público que puede incluir familiares y amigos, el público en general, y el propio espíritu del difunto.

La ofrenda teloloapense juega con nociones de tiempo y espacio, combina medios y mez- cla escalas. Como práctica performativa, produce un espacio densamente poblado por objetos y emociones que llama al espíritu del difunto para que vuelva y disfrute de los sabores de la vida una vez más, al tiempo que llama a los familiares vivos que se encuentran lejos. El gasto que requieren estas ofrendas también exhibe a la comunidad el valor atribuido al difunto por parte de sus familiares, a la vez que participa en un ethos cristiano mediante el uso simbólico de imá- genes extraídas de la hagiografía católica.

La serie aquí presentada es representativa de estas ofrendas y fue tomada en Teloloapan durante los Días de Muertos de 2011 y 2013, en la cual se observa la creciente tendencia a emplear en forma creativa diversas tecnologías mediáticas en las ofrendas, entre éstas el video, la música, luces negras y fotografías reproducidas a escala humana.

Ver artículo completo

* Profesora-investigadora, Unidad Académica de Antropología Social, Universidad Autónoma de Guerrero (awarrenjohnson@yahoo.com).

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*