Los caminos del Cemanáhuac: conversaciones con Eduardo Corona Sánchez

En Diario de Campo número 3, julio-agosto 2014

En el mes de julio de 2014 sostuvimos una serie de conversaciones con el etnohistoriador Eduardo Corona Sánchez (Tenancingo, Estado de México, 1944), en las que abundó sobre sus reflexiones en torno a la vinculación de las distintas sociedades mesoamericanas a través de sus caminos. A continuación presentamos un registro de estas reflexiones. Al final incluimos una bibliografía que Eduardo Corona preparó en torno a las fuentes de estas reflexiones.

Las formaciones sociales que integraban lo que hoy llamamos Mesoamérica se desarrollaron en regiones con ecosistemas diversos, pertenecían a grupos humanos distintos y tenían culturas diferentes. Sin embargo, contaban con rasgos socioeconómicos y culturales comunes, los cuales es posible advertir si se hace un análisis etnohistórico de las Relaciones geográficas redactadas por orden de Felipe II para conocer y explotar de manera sistemática el área conquistada. Esta relación incluye mapas donde figuran caminos y vías de comunicación: caminos que resultaron fundamentales para la definición de Mesoamérica como área y para establecer su relación con otras áreas del continente. De este modo, al enlazar entre sí estas formaciones, los caminos coadyuvaron a su “homotaxialidad”, como expresión histórica de un mismo modo de producción que he llamado “americano” y es distinto a los que se desarrollaron en Asia, el Mediterráneo y Europa.

Ver artículo completo 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*