Y con la pirekua ni siquiera nos preguntaron… La declaración de la pirekua como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad: una perspectiva crítica.

B. Georgina Flores Mercado*
En Diario de Campo número 2, abril-junio 2014

La música se deriva del sentimiento mismo de quien la está componiendo, pero también de quien la va a ejecutar, y puede ser de amor, puede ser de convocatoria, de rechazo, y cuando el pueblo es agredido hay música de resistencia…”

Juan Chávez, Nurío, Michoacán

En el año 2013, la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Inmaterial (en adelante Convención 2003) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) cumplió diez años de su aprobación. Antropólogos mexicanos y latinoamericanos celebraron este suceso dado que durante varios años habían insistido en que este organismo reconociera como un patrimonio diferente a prácticas culturales con un alto significado identitario para pueblos, comunidades y grupos (Yáñez, 2009-2010).Con motivo de estos diez años transcurridos, laUNESCO realizó y publicó un reporte final mediante el cual hace una evaluación de la implementación de las directrices de esta Convención 2003, en cuanto a la política cultural de los Estados firmantes. Ese reporte permite tener un diagnóstico sobre cómo opera la Convención 2003 en la práctica, pero también analizar las visiones de mundo que imperan en esta institución (UNESCO, 2013).La unesco inicia su reporte afirmando que la Convención 2003 es un instrumento jurídico internacional muy útil para la creación e implementación de políticas y legislaciones en el ámbito cultural en beneficio del patrimonio intangible de pueblos y grupos. En un importante apartado del texto se afirma que la Convención 2003 puede servir como garantía para el desarrollo sustentable, así como para el mantenimiento de la diversidad cultural. No obstante, también reconoce que aún falta mucho trabajo por realizar para establecer una legislación y una política acordes con la Convención 2003. LaUNESCO presenta sus resultados en un tono optimista, al destacar los ejemplos exitosos de la aplicación de la Convención 2003.

Ver artículo completo

*Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM (gfloresmercado@yahoo.com.mx).
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*