Los huehuenches de Huitzizilapan: un carnaval de Lerma

Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background

Fotografías de Humberto González
Marianela Velázquez Avila*

En Diario de Campo número 2, abril-junio 2014

El carnaval de los huehuenches de Huitzizilapan, región de Lerma, Estado de México, deviene fiesta representativa de un pueblo que durante todo un año se ha organizado para el evento. Los diferentes grupos o comparsas, acompañados por sus respectivas bandas musicales, compuestas principalmente por instrumentos de viento, hacen un recorrido a través de la danza en torno a la parroquia de San Lorenzo, con el “torito” como centro de atención, al que queman frente a la iglesia.

El auténtico sentido del humor y el tradicional colorido son características perennes durante el carnaval. Las máscaras y/o disfraces exclusivos son utilizados para representar personajes públicos, políticos, brujas o, sencillamente, viejos que cargan con sus años acumulados; de ahí que los huehuenches se conviertan en la mayor festividad del año en esa localidad.

Con verdadero sentido de la representación iconográfica, en esta selección fotográfica observamos el entramado sociocultural de una población rural indígena de origen otomí, cuya fiesta tradicional nos conmueve para, durante los tres días previos al miércoles de ceniza, participarnos de sus danzas y disfraces de tintes burlescos y divertidos. En fin, para compartirnos su jolgorio anual.

Humberto González nos tiene acostumbrados a disfrutar de la fuerza latente en sus personajes. En primer plano capta la figura provocativa, orgullosa, audaz, como resultado de una lente aguda y estratégica. Sugiere además personajes que conquistan la vívida energía en la escena, los cuales consiguen entrar en nuestros sentimientos, aun cuando los códigos formales que ma- neja refieren escenas comunes. En estos mismos códigos subyacen conceptos de una práctica mucho más rica y compleja que la que se apreciaría a simple vista.

Sin embargo, el carnaval no es sólo fiesta, pues también sirve para mostrarnos, pasados los años, el acontecer de una comunidad como Huitzizilapan, que derrocha constancia y creatividad. De eso se encarga la fotografía. Por esto esta selección, además de acercarnos a la eviden- cia que permanece, pone al descubierto la aguda sensibilidad del autor, que propone un discurso por demás fresco y atractivo. Como siempre, la cuidadosa selección cromática y un particular manejo del espacio hacen de estas imágenes obras de insoslayable valor testimonial y, por lo tanto, importantes representaciones de la identidad local.

Ver artículo completo

* Historiadora del arte.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*