Del ritual al espectáculo

Amparo Sevilla*
En Diario de Campo número 2, abril-junio 2014

Así lo advierte el título de un bolero que hizo historia, aunque su autoría continúa en deba- te. Cambio de escenario: hace 10 años se creó una nueva convención en el seno de la UNESCO, la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial. Sonaron las campanas, hubo algarabía; instancias oficiales a nivel internacional y nacional celebraron –cada cual a su manera, por aquello de la diversidad cultural– una década de “salvaguardar” el patrimonio cultural inmaterial (PCI).

En publicaciones y discursos se reiteran los avances, logros, beneficios, etcétera. Sin em- bargo: ¿no es el momento adecuado para realizar una evaluación objetiva sobre el impacto que estas declaratorias generan en los “elementos culturales” ahora llamados “patrimonio de la humanidad”? Si bien la UNESCO publicó una evaluación sobre los avances de la Convención, que incluye una lista de 24 recomendaciones (UNESCO: 2013), no señala la necesidad de diseñar y aplicar una metodología adecuada para el análisis sistemático de las consecuencias culturales, sociales y económicas suscitadas a partir de dichas declaratorias.

La materia prima con que laUNESCO elaboró su evaluación –reportes gubernamentales– omite todo aquello que no es “políticamente correcto” y, en cambio, suele ofrecer “cuentas felices”. Quizá por ello este organismo internacional advierte en las conclusiones del documento que “es difícil llegar a una conclusión general sobre los resultados obtenidos”.

Además, entre las recomendaciones de la lista mencionada indica: “Revisar el formulario del reporte periódico para incluir cuestiones específicas sobre política, legislación y género para asegurar que los informes se centren más en los resultados que en las actividades”.

Ver artículo completo

*Dirección de Etnología y Antropología Social, INAH (amparosevilla@yahoo.com.mx).

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*