Proyecto “Etnografía de las regiones indígenas de México en el nuevo milenio”

Citlali Quecha Reyna*
Karla Peniche Romero**

En Diario de Campo número 1, enero-marzo 2014

Presentación

Las últimas décadas del siglo xx fueron de suma importancia para los pueblos indígenas. Articulados en un gran movimiento social con expresiones locales, nacionales y regionales, estos pueblos originarios se visualizaron como un sujeto colectivo que enarboló reivindicaciones étnicas y culturales para construir nuevas formas de convivencia mediante políticas institucionales inclusivas para y con la diversidad cultural. En este contexto, las ciencias sociales en general experimentaron cambios paradigmáticos que buscaban crear conceptos y metodologías acordes con los nuevos tiempos, en los cuales las transformaciones económicas, políticas y tecnológicas eran constantes. Comenzó entonces un auge de estudios interdisciplinarios con miras a cons- truir perspectivas integrales de análisis. La ciencia antropológica no estaba exenta de participar en este festín académico. Ese entrecruce de perspectivas generó la necesidad de una reflexión en torno a la etnografía, otrora método exclusivo de la antropología.

Una de las tareas centrales de la Coordinación Nacional de Antropología (CNAN) del INAH es el diseño de políticas en materia de investigación. Ante una coyuntura histórica tan particular como la mencionada, era necesario plantear una reflexión sobre el quehacer etnográfico y la realidad cambiante de los pueblos indígenas, de modo que en 1999 nació el proyecto “Etnografía de las regiones indígenas de México en el nuevo milenio”, puesto en marcha por etnólogos, antropólogos sociales, etnohistoriadores y lingüistas, todos ellos investigadores de 14 centros de trabajo del INAH de distintas regiones del país, con el impulso y el apoyo operativo de la CNAN.

Los ejes que lo estructuran son los siguientes:

• Recuperar la tradición de los estudios etnográficos en el inah y promover el desarrollo de nuevas perspectivas multidisciplinarias en la investigación.
• Integrar un cuerpo de conocimientos etnográficos sobre la diversidad étnica, lingüística y cultural que conforma el país.
• Difundir el conocimiento emanado de los procesos de investigación para documentar a las instituciones, los organismos internacionales y a la población en general sobre la composición pluricultural de México.

Ver artículo completo

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*